InicioOpiniónInformatización del comercio

Exhibición de productos en el comercio minorista.

La informatización de los procesos como herramienta de crecimiento.

El que aun existan muchos comercios minoristas que no han informatizados sus procesos, implica una gran oportunidad de mejoramiento en la competitividad, que puede fortalecer notablemente al canal.

En un mundo de comunicaciones, cambios constantes y desarrollo de nuevas tecnologías, es fundamental la utilización de estas herramientas para optimizar el funcionamiento del negocio. Sin embargo, en el comercio minorista aun existen muchos negocios que no han incorporado estos procesos a sus tareas diarias.
Algunos de los motivos pueden ser: la presencia permanente de los dueños en el local, lo cual supondría que no serian necesarios ciertos controles.
En el caso de los negocios familiares, atendidos por los miembros de la misma familia, la confianza entre los mismos hace que no sea indispensable un control informatizado. En otros casos, el solo hecho de pensar los cambios que implicaría en una primera etapa hace que abandonemos la idea de realizarlos.
Pero bien, informatizar no solo sirve para un adecuado control, también acelera los procesos de ingresos de mercadería, facturación y almacenamiento de documentos. Además de esto, presenta innumerables ventajas al funcionamiento integral del negocio.
En primer lugar, posibilita gestionar eficazmente, sin una presencia “a toda hora” del propietario, permitiendo un control de perdidas de stock, existencia física de productos y mermas de mercadería. También posibilita obtener distintos reportes de venta, lo cual nos proporciona una información vital para las compras especiales y los pedidos de abastecimiento.
Otras de las ventajas que presenta, es que podemos obtener la medición del stock promedio para el funcionamiento, la rotación promedio de los productos y la rentabilidad que los mismos aportan al negocio. Es posible que, con la información a nuestra disposición, podamos medir el ticket promedio de las ventas, la venta por secciones o comparar la evolución respecto a meses o mismo mes del ciclo anterior. Obteniendo información podemos experimentar distintas variantes en el negocio y medirlas.
Si el resultado es el esperado, por supuesto implementarlas, haciendo honor a aquella obsesión de Sam Walton (fundador de la cadena Walmart) “probar, medir e implementar”.

Otro de los aspectos a destacar es la posibilidad de implementar un “tablero de control” para el gerenciamiento, que nos proporcione diariamente: los costos de las operaciones y la rentabilidad del ejercicio. De esta forma, adquirir una mayor rapidez de reflejos y eficiencia en la toma de decisiones estratégicas del negocio.

Debemos tener presente que una de las mayores limitantes que poseen los autoservicios, es el espacio físico disponible, si se encuentra en nuestros propósitos continuar expandiéndonos, en muchos casos no tenemos otra alternativa que la apertura de una nueva sucursal. Si la realizamos, el tener controles y mediciones incorporadas a nuestra organización, permitirá un monitoreo y gestión de la misma, el cual seria imposible sin estas herramientas. Además nos facilita la medición del desempeño en términos de cantidad de trabajo aportado por los empleados, a modo de ejemplo: observar cuantos tickets imprime cada cajero en una misma cantidad de tiempo. Si bien no solo es importante la cantidad del trabajo, sino también la calidad, el análisis de estas informaciones es un factor más a tener en cuenta a la hora de evaluar.
Si estamos decididos a realizar el cambio, es bueno que lo hagamos en forma gradual, y con la asistencia de un programador con experiencia en el rubro. Los software legales de gestión, hoy son muy accesibles en términos de costos y de muy fácil utilización: Entre sus virtudes se encuentra la configuración de distintos perfiles de usuarios, lo que permite un control de la información que necesitemos mantener en reserva y confidencialidad.
Un sistema básicamente efectúa la entrada, el almacenamiento, el procesamiento y la salida de información. Pero lo que podamos determinar y generar a través de la obtención de la misma solo esta sujeto a nuestra creatividad e imaginación.



Lisandro Cardozo
lisandro.cardozo@hotmail.com

Principales ventajas de “informatizar los procesos”:

1- Eficiencia en el control y monitoreo del negocio.
2- Obtención de información sobre ventas, rotación y ticket promedio.
3- Posibilidad de gestionar el negocio sin la presencia física “a toda hora” del propietario.
4- Disminución de papeleo y almacenamiento de documentos.
5- Posibilidades de apertura “controladas” de nuevas sucursales.

Lisandro Cardozo - Natural de Santa Fe, Argentina, es autor de numerosos artículos y libros sobre distribución comercial.

Política de empresaContactoQuiénes somos