InicioArtículos marketingLibre servicio

Libre servicio

EL LIBRE SERVICIO EN LA DISTRIBUCIÓN

El sistema de libre servicio, escasamente desarrollado aún por algunos operadores, fue uno de los grandes inconvenientes que las grandes superficies se encontraron a su llegada a España. La mayor parte de los productos estaban concebidos para su venta tras la vitrina, para ser vendido en régimen de venta asistida. La mayor parte de los fabricantes tuvieron que copiar literalmente el sistema de presentación de sus productos de otros fabricantes europeos. De esta manera a mediados de los años 70 en nuestro país se empezó a prestar importancia a los factores de presentación. Packaging, emblistado, retractilado entraron a formar parte del argot en la distribución española.

Estudios recientes consideran que la exposición, el embalaje y la venta libre servicio (Todo al alcance de la mano) contribuye a aumentar las ventas entre un 30 y un 50% más que de la manera tradicional.

Igualmente la disposición de las mercancías en el lineal es otro de los factores de éxito.

La mercancía a la altura de los ojos, con un numero adecuado de frentes (facing) y al alcance de la mano, unido a una señalética clara y motivante produce unas ventas más generosas.

Es importante señalar que una correcta disposición de los lineales (distribución comercial de la tienda) influye de una manera importante en el flujo de circulación de los clientes contribuyendo de esta manera a crear zonas frías o calientes dentro de una superficie comercial.

La existencia de las llamadas zonas frías y calientes en un establecimiento juega un importante papel en la distribución de las mercancías.

Los productos de mayor consumo y máxima necesidad suelen situarse al fondo del establecimiento, obligando al cliente a recorrer y por tanto a ser sometido a constantes llamadas de promoción fomentando de esta manera la compra por impulso.

Las cabeceras de góndola en los pasillos centrales (Masificación de un producto concreto a un precio especial) es otro de los puntos calientes del establecimiento.

Las zonas frías suelen "calentarse" con ofertas, saldos, o artículos básicos como el azúcar, la harina, los aceites de girasol u otros productos de consumo habitual.

Todos estos aspectos de presentación y colocación de producto juegan un importante papel en la distribución comercial.

La elaboración de un buen plan de implantación es clave para garantizar el éxito de las ventas.

En Wexter Box, especialistas en consultoría de distribución y marketing, le asesoramos para que su espacio comercial se adecue a las modernas necesidades de sus clientes y consumidores. ©

Ernesto García

Wexter Box SL.
Magazine Distribución y Consumo
E-Mail:
info@wexter.com

Política de empresaContactoQuiénes somos